Finge estar dormida para pecar con el perverso


Finge estar dormida para pecar con el perverso de su hermanastro que siempre iba a tocarla en las noches. El plan era sencillo, hacerse la que sueña con ovejas y que éste acosador fuera a empuñarla. Por tanto, calló en la “trampa” si se puede llamar así. Si le dejas queso al ratón cuando sales de parranda, lo comerá entero y te estará esperando para más jejjejej. Ese paso era de romper el hielo porque la mañana siguiente le fue a reclamar “muy molesta”.