Lo espera cachonda para que se corra dentro


Lo espera cachonda para que se corra dentro, un clásico con la mujer. Pero que buena vida en tan gran mansión tienen estos. Mientras él trabaja, su cónyuge toma una ducha y se va tocando. Continúa tocándose en el pequeño sofá blanco cuando el esposo está supuesto a arribar. Parece que es tan caliente que el aparece por la puerta trasera. Pues donde lógicamente se ubica el sofá. Para ambos lo perfecto es tenerlo planeado. Si quitáis algunas letras a pla-nea-do, podéis formar ano, justo donde quiere la polla la muy traviesa.