No paraba de ver las tetas de su secretaria


No paraba de ver las tetas de su secretaria quien se vivía quejando de mala manera. El como su gerente le llamo la atención por el atuendo que usaba ya que provocaba a los clientes. Tomo la puta (y nunca mejor dicho) opción de deshacerse de su vestimenta en frente. Me refiero delante de la mesa de su jefe que no podía dejar de comerle con la vista las tetas naturales y ortopédico coño que tiene. Comprendéis al macho lo se.  Porque mientras ella retiraba sus trapos al suelo y re-acomodaba la gran picha suya se abastecía mas de sangre. Apoco no os mola?.